Adaptarse a la transformación digital supone para algunas pymes y emprendedores uno de los retos más comunes de hoy, algunos de estos empresarios todavía cometen el error de no apostar por tener su propia identidad digital por falta de presupuesto para innovación, logística o brecha digital.

Roberto González, asesor de empresas y autor del libro “Pymes para Dummies”*, además de hablar en su libro de estrategia empresarial, impuestos, gestión de personas, clientes y otras muchas cuestiones para alcanzar el éxito con un negocio, explica la importancia de ser digital para una pyme que nazca hoy día.  “Puede no serlo, pero entonces volvemos a lo de siempre ¿qué te diferencia de la empresa de enfrente? Hacéis lo mismo, vendéis lo mismo, de la misma forma” apunta. En su opinión, los empresarios deben “atreverse en esto de la transformación digital”. Pero ¿cómo pueden hacerlo? Según González, si uno se aprovecha de “creatividad” y añade al negocio de toda la vida “una capa de digitalización”, puede crear una “experiencia  cliente” muy superior a la de la competencia.

Aunque ser digital ya no marca la diferencia, el consumidor se ha convertido en un experto comparador de productos. Por lo tanto, es fundamental trabajar en diferenciación. Las claves del éxito siempre se encuentran en conseguir hacer algo que te diferencie del resto. Si tu producto en sí no tiene esa ventaja, deberemos apostar por ser el más rápido, el más original, el más solidario, el más eco-friendly… hay mil posibilidades aplicables para revolucionar el mercado, solo debes pensar en una que valore el usuario al que te diriges. Por ejemplo, la venta por internet es todavía muy deficiente a nivel usuario en cuanto al uso del smartphone, si decidimos vender por Internet y apostar por un diseño 100 % mobile first, tendremos  un caballo ganador frente a la competencia. Casi la mitad de los españoles compra por internet entre una y cuatro veces al mes, pero los estudios siguen confirmando que la digitalización de las pymes avanza muy lentamente. Solo el 7% de los ingresos de la pequeña empresa provienen del entorno online. Además, en los últimos cinco años, el número de compradores online se ha duplicado, pasando del 20% a 41%, mientras que en el mismo periodo de tiempo solo un 3% más de las empresas han abierto su ecommerce (pasando del 13% a 16%) según el estudio España 4.0.

En general, se trata de aprovechar las herramientas que existen hoy en día, como bien señala González en su libro: estar al día, formar parte de la conversación paralela que surge en las redes, acudir a eventos de pymes que nos abran la puerta al networking, invertir hoy para cosechar resultados mañana. En definitiva, estar activo y ser consciente de que los cambios son necesarios para el futuro de nuestra pyme.

 

 

*Pymes para Dummies (2017,editorial Para Dummies,250 páginas). Roberto Gonzáles Fontela es el autor de “Autónomos para dummies”. Graduado Social y Técnico de Prevención de riesgos laborales, se define a sí mismo como “Knowmad”  porque cada 7 años se reinventa profesionalmente, incorporando nuevos servicios a su portfolio profesional.