A pesar de mantenerse bien posicionadas, las empresas siempre deben buscar alternativas para captar nuevos clientes y consolidarse en el mercado. Si te has dado cuenta, muchas empresas superfamosas siguen invirtiendo una cuota de sus ganancias en publicidad. De esta manera, aunque ya todos sepamos quiénes son, lograrán mantenerse entre las más exitosas.

Esta realidad no debe ser diferente para otro tipo de negocios más pequeños. Se deben buscar alternativas para que el producto pueda ser conocido por el público. Participando en una feria o exposición, tendremos la oportunidad de darnos a conocer y tener una exposición frente a la comunidad.

Si asistimos como visitantes, podemos aprender cómo funcionan este tipo de eventos, además de hacer contactos entre los participantes. Haz todas las preguntas que necesites hacer y anota cada detalle.

Si asistes como expositor, preparar un stand en una feria es muy sencillo. Lo primero que necesitamos es un espacio y adecuarlo a nuestra conveniencia. Podemos llevar nuestro material más representativo para así lograr destacar entre el resto.

El tipo de stand que prepararás depende de muchos factores: la ubicación, la ciudad y el público que asistirá. Lo cierto es que si tu intención es tener una gran representación, deberás hacer una buena inversión de dinero para tener una visibilidad excepcional.

Cuando se trata de conseguir clientes, los stands en ferias ofrecen una gran exposición de tu marca y es una excelente oportunidad de cerrar ventas con nuevos clientes. Dada la cercanía entre el expositor y el público interesado, se logra establecer un contacto directo en el cual pueden aclararse dudas y llegar a acuerdos económicos.

Se ha demostrado que un 50 % de los clientes logran concretar ventas luego de negociar en ferias y exposiciones. Este número puede aumentar significativamente si nos aseguramos de que nuestro material llegue al público apropiado. Este plan de venta puede ser una constante para nuestro negocio.

Otra ventaja que nos ofrecen las ferias es poder consolidar nuestra marca en vista de la visibilidad que nos dan. Si bien no todas las personas que se acercarán a nuestro stand serán clientes, ya que también estarás expuesto a proveedores, socios potenciales y muchos competidores. Es por esto que la propuesta que llevas a estos espacios debe estar impecable con cada detalle bajo control. Es aquí donde conocerán tu nombre, tu logo y el producto que ofreces.

Aprovecha la oportunidad de tener el cliente frente a ti. De esta manera tan directa, podrás conocer sus testimonios y experiencias con tu producto. En caso de existir alguna queja o inquietud, tendrás un canal abierto para escucharla y ofrecer una solución, logrando consolidar tu tienda como una en donde el cliente se siente bien atendido.

Para que tu stand tenga el éxito que esperas, no dejes de tomar en cuenta los siguientes consejos:

1. Identifica el tipo de feria en el cual participarás

Debes tener claro que no basta con participar en cualquier feria o exposición. Asegúrate de participar en una que se adapte a tus objetivos y que pueda ser beneficiosa para ti y tu empresa. Lleva tu stand a una feria especializada en el sector donde te ubicas. Es decir, si se trata de artesanía, ve a las ferias que se realizan en los museos o teatros. También depende del tamaño de tu empresa. Si esta es pequeña y el presupuesto es limitado, ve a exposiciones medianas o pequeñas en donde tendrás más oportunidades de que los clientes analicen y comparen tu propuesta.

2. Ubicación de tu stand

Evidentemente tener una buena ubicación dentro de la feria puede ser algo costoso, ya que tu stand debe ser lo suficientemente bueno para poder llamar la atención. Si cuentas con un presupuesto limitado, puedes buscar otras opciones donde debas invertir menos recursos y que igual puedan ser atractivas. Con pocos recursos, asegúrate de que lo poco que exhibas sea lo mejor y no dejes pasar la oportunidad que cualquier cliente potencial te pueda ofrecer.

3. Ofrece calidad

No basta únicamente con que el diseño de tu stand sea atractivo, sino que el personal se asegure de ofrecer un servicio de calidad a los clientes.  Si ofreces calidad en todos los sentidos, el público se sentirá a gusto y las probabilidades de cerrar ventas son mucho mayores de esta manera.

4. Ten una visión definida

Debes determinar cuál es el camino que recorrerás y adónde esperas llegar. Si no sabes qué es lo que quieres y no tienes metas definidas, alcanzar el éxito será una tarea más complicada. Marca el ritmo con el que quieres avanzar y no descuides tus objetivos.

5. Evalúa costos y beneficios

Invertir en promoción y publicidad siempre es beneficioso para tu marca. Sin embargo, debes evaluar los costos y beneficios de este tipo de exposición. Si preparar un stand te resulta súper costoso y se trata de una exposición pequeña, probablemente no valdrá la pena realizar una gran inversión de recursos.

6. Revisa tus indicadores

Después de participar en una feria,  documenta toda la información de los clientes nuevos y las ventas realizadas para compararla semanal o mensualmente. De esta manera podrás idear otras estrategias para próximas oportunidades.

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben